Fragua


Vamos ha hacer una figura. Lo primero que tenemos que hacer es amasar el barro. Lo que más cuesta es el amasamiento del barro, el proceso  puede durar aproximadamente 5 minutos, y si dura más es debido a que el barro está duro y hay que mezclarlo con un poco de agua y barro blando.

El barro hay que amasarlo muy bien porque sino se hace así le salen burbujas de aire y cuando se mete en el horno se estropea. De este modo, conseguimos que el barro vaya uniformemente por todos lados: blando - duro.

El barro que utilizo es muy fino porque se pasa previamente por unos tamices para que no tenga impurezas. Procede de dos canteras: Flojo-fuerte y no puede ser ni flojo ni fuerte, sino la mezcla al 50% porque el fuerte tiene consistencia para que no se venga abajo, pero por si solo se abre, y por eso se le mezcla el flojo para poder amasarlo y darle vigor a la figura.

Una vez amasado bien el barro, lo llevo al torno y empiezo a modelar la pieza. Vamos a empezar haciendo un cántaro que es el que va a llevar la figura. En el proceso final del cántaro, cogemos una caña de bambú, que se coge en el campo, tiene un perfil muy fino y es la que hace que la figura quede lisa. Ahora para desligarla del torno, la cortamos con un hilo.



Ahora vamos ha hacer la figura.

Empezaremos primero haciendo la cabeza. Dividiéndola en dos partes (cabeza-cuerpo) se trabaja más cómodamente. Una vez hecha la cabeza, pasamos al cuerpo de la figura. Para hacérselo, coloco la mano izquierda dentro del barro y la derecha fuera. Yo ahora subo el barro, izquierda dentro, derecha fuera, la de fuera aprieta subiendo, poco a poco, la de dentro sujeta para que yo vaya subiendo el barro para arriba, sino hiciera esto se torcería porque al hacer fuerza tienes que presionar con las dos manos , la que obedece es la de dentro, ésta solamente sujeta para que salga bien. Así adelgazamos el cuerpo de la figura, si quisiéramos ensancharla entonces haríamos lo contrario, apretamos la de dentro y sujetamos con la de fuera.



Ahora le paso la caña de bambú de arriba abajo para quedar la pieza más fina. En la parte superior del cuerpo le hago un pliegue para poder pegar la cabeza al cuerpo. Una vez hecho el pliegue, ponemos la cabeza encima y la unimos. Moldeamos un poco esta parte y ya queda completamente unida. El barro según lo vas trabajando al echar agua va echando barro muy fino llamado "barroquina" que esto hace que se deslice mejor, no hace que se peguen las manos. Ahora le vuelvo a pasar otra vez la caña y prácticamente está hecho el cuerpo. A continuación dejamos que quede endurecido y empezamos a adornarla.

Respiración-Caja de aire.

Con un alambre, le hacemos un agujero en la figura para que le entre aire y podamos moldearla, de esta manera le quitamos el aire que tenga en su interior y evita que se deforme la pieza. La figura va hueca de abajo arriba lo que permite que al introducirla en el horno no se deforme. Otra cosa importante es que cuando le pongamos el cántaro le tenemos que hacer otro agujero para que expulse todo el aire. Por ejemplo, los ojos que yo le hago deja que salga el aire, de este modo se evita que se rompa en el horno. La figura que he hecho tarda en secarse antes de meterla en el horno aproximadamente un día. Ahora no se mete en el horno, las figuras no se meten frescas porque se romperían, tienen que secarse poco a poco. La dejamos de un día para otro para que se seque bien. Volvemos al día siguiente y seguimos con la figura. Luego las otras se cuecen primero como es el barro, luego se coge se vaya, se decora y se mete en el horno. Va cocida a 1000 grados. después se pone. Ahora se empieza a decorar la figura. Nos vamos a la mesa y utilizamos una tortea que se utiliza para decorar y pintar la figura. Ahora no se puede apretar mucho para que no se rompa.

Ahora cogeríamos el cántaro y le haríamos un agujero para que haya una cámara de aire que entre y salga, y así evitamos que se rompa. Si no se puede pegar bien el cántaro al cuerpo de la figura, la humedecemos un poco y logramos unirla. Utilizamos palillos para hacerle el agujero. Ahora vamos ha hacerle los brazos a la muñeca y los pegamos. Cogemos un trocito de barro y lo amasamos hasta convertirlo en un pequeño palo moldeable. . Ahora le vamos ha hacer la capa, que es como la antigua toquilla que llevaban las mujeres. La amasamos bien y le damos la forma. Para hacerlo colocamos la mano encima del trozo de barro y lo aplastamos encima y la textura queda preparada. Y él sigue mientras haciendo la figura......

Ahora vamos a empezar a ponerle el cabello, y cómo lo hacemos. Hacemos tiritas individuales, a esto se le llama hacer un macarrón italiano, una vez hecho lo vamos pegando uno a uno en la cabeza de la figura y le vamos dando la forma al pelo. Le vamos poniendo cada uno de los cabellos individuales hasta conseguir una melena. Al final le damos la forma moldeada, pelo a pelo hasta que terminemos. Cuando se termine se cortan las mechas por igual para quedar el pelo uniforme. Es lo más entretenido que tiene el realizar la figura, aunque no se tarda mucho. Para darle un toque a la melena, le vamos ha hacer un moño. Para hacerle el moño hacemos como un macarrón que va unido junto al pelo. Cogemos una cuchilla y cortamos todo el pelo por igual con cuidado para no cortar el barro que tenemos debajo.



Una vez hecho esto le vamos a decorar la cara. Le ponemos la nariz, las cejas y una flor en el pelo. Para hacerle la nariz cogemos un trocito de barro y lo moldeamos para pegárselo en la cara. Las cejas cogemos un trocito de barro y se lo colocamos encima de cada uno de los ojos. Para hacerle la flor lo que hacemos es primero hacer una bolita con el barro y después ir haciendo individualmente cada uno de los pétalos y uniéndolo a la bolita. Esto es muy sencillo de hacer, cogemos un trocito de barro y con el pulgar le damos la forma. Todas las figuras llevan la ralla del pelo al medio, que se la tenemos que hacer, y ahora le ponemos la flor. Hacemos cinco pétalos, coges un trocito de barro, pones el dedo encima y dejas caer el peso, así le damos la forma a los pétalos. Lo vamos pegando y el paso final es ponerle la flor encima de la cabeza, a la izquierda del pelo.

Ahora le hago los ojos, con un pincel le hago dos agujeros, de esta manera le sale el aire y así en el horno evitamos que se rompa. Colocamos los dos ojos a la misma altura. Ahora tenemos que dejarla que se seque para meterla en el horno y poderla pintar, al estar así el tiempo, la metemos en el horno por la tarde y por la mañana ya está lista. Ya está la figura preparada.


La figura está metida en el horno, se cierra y lo ponemos en marcha se pone el horno a mil grados.

El horno está a 74 grados, cuando esté a 150 ya se deja para que cueza. Ahora se templa un poco. No se le puede meter el fuego de golpe, si se le da mucho al esmalte le salen burbujas, esté el barro sin cocer o cocido. Templándolo, no se puede cocer directamente. Esto ya sería el ciclo final por eso hay que cocerlo poco a poco subiendo el horno de temperatura.

Le echo tierra con agua, después se mete al horno y queda vitrificada. Es una especie de pintura blanca que permite después pintar la figura adecuadamente. La figura antes de darle los colores, tenemos que pintarla con una cubierta especial, es una cubierta de zirconio, un esmalte blanco que después va mezclado con fundente, el fundente es el que le da el brillo. Los fallos que puedan tener la figura se le quita, se coge un pincel seco y le damos suavemente. Si nos traemos la capita blanca con el pincel, hay que darle un poco de blanco. En la cara se le da fundente para que brille más. Es como un barniz, cuando se le da se ve blanco pero luego se queda transparente, se le da en la cara y en las manos.

Esta figura, antes la hemos bañado en una capa de zirconio que es una cubierta y sobre esto se le dan ahora el óxido de cobra que es verde, el de cobalto que es azul y ahora vamos a empezar a decorarla, no sin antes darle la cubierta de blanco. Antes estaba del color del barro. Y ya se empieza a decorar la figura. Lo más laborioso de pintar es el pelo debido a que hay que dar varios colores y es más entretenido.

Cuando se ha cocido la figura, a mil grados, al ir encima de una cubierta blanca, el color del pelo sale gris, para que saliera negro habría que darlo sobre el barro. A cada una se le da de un color, así le damos un efecto envejecido al pelo. En pintar una figura tardo aproximadamente unos 6 ó 7 minutos, es un proceso muy rápido. Ahora vamos a pintar la toca que le vamos a dar amarillo y luego encima le doy un color verde y azul, vamos ha hacerla así. Los óxidos son los azules, el verde y el azul. Este es el esmalte, los esmaltes son todos al fuego, minerales. Por eso son esmaltes minerales, porque el color se britifica a la temperatura, una temperatura de mil grados.

Esta figura se mete ahora en el horno y no sale hasta mañana.

Bueno pues ya está, ya está para meterla en el horno. A esta le vamos a dar para que quede después en jaspeado en verde, con un pulverizador le damos el jaspeado. La ponemos en otro sitio, agitamos el bote y la pulverizamos a una distancia de unos 35 cm. Eso queda jaspeado en verde, si por casualidad pulverizamos el resto de la figura pintada, como está en otro color se lo come. Ahora se pasa al horno y se cuece a mil grados y ya está terminada la figura. En cuanto se enfríe.
§ Las manchas que se vean en la figura hay quitarlas cuidadosamente con un pincel seco para que después la figura al cocerla esté perfecta. § El fundente es lo que se le da para que brille, la cara y las manos.

Ahora la estoy templando un poco, se enciende el horno y el termostato automáticamente se apaga, para calentar el horno poco a poco. Como el barro está cocido hay que ponerlo a una temperatura que vaya templando, no se puede cocer directamente, esto ya sería el ciclo final y para no correo el riesgo de que le salieran burbujas se cuece lentamente. Ahora ya está a 74 grados, cuando esté a 150 ya lo puedes coger y dejarlo que se cueza.


Si quieres ponerte en contacto conmigo para saber algo más de mi profesión, e incluso para encargarme algún trabajillo, mándame un e-mail: rafaortega@enextremadura.com